David Israelite, presidente de la Asociación Nacional de Editores de Música de los Estados Unidos (NMPA), anunció una demanda por derechos de autor en una reunión anual en la que enfatizó que la organización ve la industria de los videojuegos como su objetivo. 

La demanda busca una compensación de al menos 200 millones de dólares por el “uso descarado” de música sin licencia y requiere que se pague a los músicos cuando sus obras se utilicen en plataformas de juegos. 

Roblox tenía 42,1 millones de usuarios por día en marzo y vendió a los usuarios la opción de insertar reproductores de música virtuales o altavoces en los juegos que crearon. La plataforma también reproduce música con derechos de autor. Los altavoces que han sido comprados por cientos de miles de usuarios reproducen canciones grabadas por artistas como Deadmau5 e Imagine Dragons, Ariana Grande etc.