Según la firma consultora Brand Finance, Nike se ha convertido en la marca textil más valiosa del mundo por séptimo año consecutivo. Aunque la empresa deportiva cayó un 17.5% debido a la pandemia, superó a todas las empresas de artículos de lujo y casi duplicó a la empresa número dos: Gucci, de Italia, con un valor de marca de 13.280 millones de euros.

Durante la pandemia, el énfasis en la comodidad supera al glamour y la elegancia, aunque está relacionado con la ropa, parece que no es solo una cuestión de moda.

Estados Unidos, Francia, Italia, Alemania y España; por este orden, son los países que más aportan al ranking mundial de valoraciones de empresas textiles. Desafortunadamente, apuntaron a la consultora El Cronista Comercial, la encuesta cubre las 50 mejores marcas de la industria, aunque se valoren Riachuelo, Havaianas, Arezzo, Hering, Topper, Pampero o Flecha. Todas estas brasileñas y conocidas, pero no lo suficiente pues están lejos de entrar en el top 50 internacional.

Otros datos del informe financiero de la marca muestran que Corea, propietaria de Fila (con sede en Seúl), es el país que más contribuye al ranking (59%). Esta es la marca con más valor agregado este año, pasando del puesto 50 al 33, y el ranking ha subido 17 lugares. Por el contrario, hay dos marcas en el Reino Unido: Burberry, que disminuyó un 30% y Next  en un 10% el país con la mayor caída en la tasa de contribución en 2020.

El analista también explicó que aunque Nike ha mantenido su posición de liderazgo, no ha sido fácil para este año. Debido a la pandemia, la marca se vio obligada a cerrar la mayoría de sus tiendas en Norteamérica, EMEA y Asia Pacífico. Sin embargo, la marca compensó esta pérdida con un aumento asombroso de las ventas online, casi duplicando las ventas en Europa, Oriente Medio y África.