No es secreto que desde el año 2011 Apple y Samsung han protagonizado distintas batallas legales por el uso no autorizado de patentes, buscando siempre una indemnización o un acuerdo que beneficie a ambos.

En esta ocasión, la empresa de la manzana demandó a la surcoreana por utilizar en sus teléfonos inteligentes funciones exclusivas de Apple.

En este caso, Apple reclamó que Samsung infringió las patentes para las funciones de deslizar para desbloquear, la de autocorrección y una manera de detectar los números de teléfono para que puedan ser utilizados para realizar llamadas de teléfono.

apple-vs-samsung-copia

Con ocho votos a favor y tres en contra, el tribunal de apelaciones con sede en Washington, condenó a la multinacional Samsung a pagar 120 millones de dólares. Esto tomó por sorpresa, pues revierte el fallo emitido en febrero pasado, porque la patente en cuestión ya no estaba vigente, supuestamente.

En este veredicto de febrero, se otorgaba una victoria parcial también en favor de Apple, pues se le había condenado a pagar 158,400 dólares por haber violado una patente de Samsung sobre fotos digitales.

iphone

Existe una demanda más que reclama el diseño redondeado de las esquinas que ha hecho famoso al Smartphone de la manzana mordida, señalando que la surcoreana copia, y utiliza este diseño sin autorización.

Samsung ya pagó a Apple más de $548 millones en diciembre del 2015 y ahora está tratando de que el Tribunal Supremo le permita evitar el pago de los otros $390 millones, que es la suma de los beneficios que consiguió la compañía surcoreana con 11 modelos de celulares supuestamente similares a los de Apple.