En muchas ocasiones el autor decide no dar a conocer su nombre real y utiliza seudónimos, como lo ha hecho Joanne Kathleen Rowling en algunas de sus publicaciones.

No es tan común pero el seudónimo es una práctica utilizada por muchos autores y por diferentes razones, como Stephen King, reconocido escritor de historias de terror, lanzó algunos libros bajo el seudónimo de Richard Bachman antes de su ópera prima: Carrie.

“Decían que las novelas previas a Carrie no eran tan buenas como lo que hacía actualmente King, y mancharían su buen nombre, y además llenarían el mercado. En 1985, Bachman murió de cáncer y King confesó públicamente que se trataba de un seudónimo, situación aprovechó para inspirarse, y escribió la novela La Mitad Oscura

Joanne Rowling autora de la saga Harry Potter utiliza seudónimos, como para su novela policiaca The Cuckoo’s Calling (La llamada del cuco) bajo el  seudónimo “Robert Galbraith”

The Silkworm by Robert Galbraith

“…siempre me ha gustado leer novelas de detectives y el seudónimo me ayudó a empezar de cero mi carrera como escritora de este género, sin expectaciones, y me permitió recibir críticas imparciales…”

De igual manera para escribir Fantastic Beasts and Where to Find Them (Animales fantásticos y dónde encontrarlos) lo que será la próxima sensación en cine para los harrypotimaniáticos, Joanne Rowling utiliza el seudónimo Newt Scamander.

513qb6TP6JL._SX314_BO1,204,203,200_

En México la figura del seudónimo es reconocida en la Ley Federal del Derecho de Autor, pues las prácticas/costumbres de los autores, deben ser adecuadas en los textos legales:

Artículo 77.- La persona cuyo nombre o seudónimo, conocido o registrado, aparezca como autor de una obra, será considerada como tal, salvo prueba en contrario y, en consecuencia, se admitirán por los tribunales competentes las acciones que entable por transgresión a sus derechos.

Respecto de las obras firmadas bajo seudónimo o cuyos autores no se hayan dado a conocer, las acciones para proteger el derecho corresponderán a la persona que las haga del conocimiento público con el consentimiento del autor, quien tendrá las responsabilidades de un gestor, hasta en cuanto el titular de los derechos no comparezca en el juicio respectivo, a no ser que existiera convenio previo en contrario.

LFDA