La doctrina reconoce como autores a los fotógrafos.

La fotógrafa estadounidense Carol M. Highsmith, acusa a la agencia de imágenes Getty Images de explotar sus fotografías sin autorización; por esta razón es que la agencia fue demandada en días pasados.

Captura de pantalla 2016-08-05 a las 12.30.47

Los derechos autorales reconocen a los fotógrafos como autores, pues al oprimir el botón de sus cámaras se crean obras artísticas, otorgándoles todas las facultades que el derecho reconoce.

El trabajo de  Highsmith se distingue porque fotografía todo el paisaje de America Latina: paisajes, arquitectura, vida urbana, vida rural, naturaleza, etcétera.

foto1

Carol ha donado en toda su vida alrededor de 100, 000 imágenes a la Biblioteca del Congreso en EE. UU.; de éstas, 19, 000 son las que figuran en la reclamación que acusa a Getty de comercializarlas,  en dicha demanda se exige a la agencia el pago de mil millones de dólares.

Como ya se dijo, las fotografías fueron donadas a la mencionada institución; esto no anula que Carol M. sea reconocida como autora, pues este es un derecho inextinguible, cuestión que Getty ha omitido.

flat,1000x1000,075,f

Debemos mencionar que para que una obra sea comercializada se debe contar con la autorización del autor, pues a éste le toca decidir si su obra se comercializa y en qué forma; por lo que al no especificar en ningún contrato esta autorización, la agencia recae en infracciones en materia de comercio.

La cantidad que se exige puede ser justificable, ya que se desconoce desde qué fecha Getty Images explota las obras; la autora se enteró una forma irónica: Getty le había exigido el pago por una foto que ella misma había hecho y usado en su web y que la agencia había extraído del citado archivo del Congreso.