Antes de celebrar el mundial 2014, Sony music, en compañía de Ricky Martin, lanzaron una convocatoria para concursar en “SUPER SONG”.

La idea era que jóvenes compositores presentaran una propuesta musical con el propósito de que fuera utilizada para el mundial de Brasil; como requisito del concurso, se debía presentar en video.

El concurso, en primera instancia la ganó el Puertorriqueño Elijah King, compositor de la canción Vida; este tema fue el ganador y fue grabado por Ricky Martin, incluyéndolo en el álbum oficial del mundial.

Sin embargo, entre los 20 finalistas del concurso se encuentra Luis Adrián Cortés Ramos, quien es la persona que reclama por el uso que hicieron del video con el que concursara.

El 30 de enero de 2014 se mostraron a los cinco últimos finalistas, en los que no se encontraba el nombre de Luis Adrián; sin embargo meses después se estrenaría el video de la canción vida, interpretada por Ricky Martin; por lo que Luis Adrián demandó a Sony ATV Music Publishing, Sony Music Holdings, Sony Music Entertainment, Sony Pictures Television, Sony Electronics y Sony Musical Brasil.

Ya que según él, este video que acompaña a la canción “Vida” es idéntico al que usara para participar en el concurso.

En la demanda, el joven compositor pide en total, incluyendo regalías, resultado de la explotación del video, 10 millones de dólares.

El joven también ha dicho que antes de esto Sony le hizo firmar algunos documentos, mismos en los que se le solicitaba corroborara su dirección, lo que podría significar la autorización que respalda a Sony  para usar y explotar este video.

Helga García, relacionista publica del cantante Ricky Martin, se ha limitado a decir que el personal de Sony se encarga del asunto, por ello no comentarían nada al respecto.

Estaremos a la espera de o que emita el Juez Federal Gustavo Gelpí, asignado a este asunto.