David lowery, guitarrista y vocalista de las bandas Camper Van Beethoven y Cracker, ha demandado a Spotify, argumentando que estos reproducen y distribuyen música con derechos de autor, ilegal y voluntariamente, sin el consentimiento del titular.

Las multas por violar derechos de autor ascienden a los 750 y 150.000 dólares cada que se infringe la ley. En un supuesto fallo de la corte, los pagos a realizar serían millonarios ya que Lowery interpuso la demanda en su nombre y en representación de todos los artistas en circunstancias similares.

El sentido de la demanda se basa en que los titulares de Derechos no han sido indemnizados por parte de Spotify, y estos siguen generando ganancias.

Spotify argumenta que no es que ellos estén evitando pagar, sino que:

“Cuando los titulares de derechos de autor no son inmediatamente claros, dejamos de lado las regalías que les debemos hasta que podamos confirmar sus identidades

Esto hace ver que mientras Spotify pone a disposición de sus usuarios obras sin el consentimiento de autor, ellos saben que están violando la ley pero su argumento es tan banal que deja todavía más enfurecidos a los titulares de las obras, es como si afirmarán: “sabemos que estamos robando obras y generando dinero con estás, pero si el autor se entera seguro les pagaremos”.

542396

Es obligación de Spotify contactar a los autores para con ello firmar un contrato donde se hace mención del monto a pagar por regalías en cuanto a las reproducciones de sus obras, antes de usarlas, pero en la realidad no funciona así, ya que Spotify no paga regalías sino hasta que el artista se da cuenta del uso sin licencia de éstas.