Spotify es una aplicación para dispositivos moviles que permite la reproducción de música en modo radio buscando por artista, álbum o listas de reproducción creadas por los propios usuarios.

Dicha empresa que ha firmado acuerdos con las discográficas Universal Music, Sony BMG, EMI Music, Hollywood Records, Interscope Records y Warner Music entre otras.

Ahora enfrenta una nueva demanda por derechos de autor, en la que le reclaman 200 millones de dólares de indemnización.

La acción judicial fue presentada el viernes por Melissa Ferrick, cantante de indie-folk de 45 años que enseña en el prestigioso Berklee College of Music. La artista alcanzó cierta notoriedad en 1991 cuando fue invitada como telonera a una gira del cantante Morrissey.

Ferrick acusa a Spotify, que ofrece un amplio catálogo de música en línea sin descarga, de no advertir a los propietarios de los derechos de autor cuando crea una carpeta que permite escuchar una nueva canción.

La demandante argumenta que el sitio utiliza “una estrategia que ya es común en muchos servicios de música en línea: violar los derechos de autor ahora y disculparse después”.

20160109210405762226u

Ferrick afirma que sus canciones han sido escuchadas más de un millón de veces en los últimos tres años, pero que Spotify no ha generado los derechos de autor que debía haberle recaudado. La cantante reclama por tanto al menos 200 millones de dólares a cuenta de las regalías de su música.

La demanda aún se encuentra en tribunales y esperamos el artista muestre todo el material probatorio para así demostrar que el servicio de streaming violo sus derechos de autor y estos sean restituidos realizando el pago justo por la reproducción de sus canciones.


LS