El mundo del fútbol está viviendo una época donde se comienzan a desenmascarar a personajes y entidades corruptas. Ahora un informe de El Confidencial acusa a Jordi Pujol Ferrusola, hijo del ex presidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol, de haber recibido 390 mil euros en comisiones ilegales lo quien bien pudieron ser sobornos por parte de la marca deportiva Kappa cuando esta vestía al Barcelona a mediados de los años 90’s.

Pero además el “Clan Pujol” es investigado por varios ingresos raros. Los pagos a la familia Pujol provinieron de Joan Baró Gannau, empresario textil ya fallecido quien meses después se convirtió en el propietario de Kappa en España.

Estos pagos se registraron según el informe, una semana después de que Kappa comenzara a patrocinar con la indumentaria técnica al Barça, relación que duró entre 1992 y 1998. Así que siguen y seguirán saliendo a la luz muchos más casos de corrupción en el fútbol, el “deporte más hermoso del mundo” como dice Luis Omar Tapia.