Si en un momento de inspiración escribiste una canción y fue tan buena que fue grabada por tres diferentes artistas, entonces te corresponden regalías por cada copia “física o digital” que se venda de cada uno de estos 3 artistas (cd, vinil, cassette, dvd, download, streaming, etc.).

Una de las regalías recibidas que podrás percibir es la de “Public Performance” (ejecución pública). En este caso te corresponde dinero por cada vez que tu canción es expuesta al “público”, sea cual sea el medio.

Por ejemplo, si tu canción se escucha en la radio, televisión, en un concierto en vivo, en un bar, en un avión, restaurante, sala de cine, etc., entonces debes recibir regalías por todas y cada una de dichas reproducciones, ya que en todos estos lugares existe un “público”, por eso es que los dueños de estos negocios deben pagar las regalías correspondientes al compositor por utilizar las canciones en sus locales. Estas regalías son recolectadas por las Sociedades correspondientes de cada país. (ejemplos: ASCAP, BMI, SACM, SESAC, etc).

Hablemos también de la sincronía que se da cuando alguien quiere utilizar tu composición en una película, programa de televisión, comercial, dvd o incluso en un videojuego. Aquí también ya sabemos que “la regalía” se negocia directamente con la compañía que utilizará tu canción y suele darse como un pago único.

Pero tengamos cuidado en este último caso de regalías por sincronía; supongamos que Warner va a lanzar una nueva película de un superhéroe y quiere utilizar una canción de Shakira que salió en cierto disco. Entonces Warner tiene que pagar 2 licencias:

  • Una a Shakira por haber compuesto la canción: esta es específicamente a la que se denomina licencia de sincronía y se denota con una C encerrada en un círculo.
  • Otra a la compañía disquera dueña del “master” que se quiere usar. Por ejemplo, si Shakira tenía un contrato discográfico con Sony Music y la canción fue lanzada bajo este sello, entonces Sony es el dueño del master y Warner tiene que pagar a Sony por el uso del master en la película. Una vez más, recordemos que una cosa es la canción misma y otra cosa es la grabación de la canción. Esta protección se denota con la letra P encerrada en un círculo. (la “p” se refiere a phonogram).