Las creaciones artísticas como fotografías, canciones, pinturas, películas y demás, cuentan con la protección para ser utilizadas exclusivamente por su creador. Pero ahora con las nuevas tecnologías se presenta un debate interesante.

Al crear una obra, se cuenta con la protección del estado para ser considerado como autor titular de los derechos aplicables. Por ejemplo decidir sí la obra debe ser dada a conocer, explotar comercialmente, comunicar públicamente, entre otras.

Entonces el autor cuenta con la monopolización de su obra, por lo que ninguna otra persona puede utilizarla. Sin embargo, la mayoría de los creadores busca difundir su obra y hoy en día el mejor medio es Internet. Al subir las creaciones a la red de redes, el autor debe estar consciente que no podrá controlar el uso y destino de su obra.

13-abril-09blog

El mayor problema que argumentan algunos, es que subir contenido a Internet significa que todo el mundo puede disfrutar en forma privada y explotar directa o indirectamente la obra, lo que significa pérdidas monetarias. Por otro lado, se encuentra aquellos autores y publico que aplauden e idolatran las posibilidades que permite Internet. El compartir se ha convertido en una cultura, pues las restricciones físicas que antes existían para mostrar una obra se han terminado, Internet permite romper barreras, en un minuto tu creación puede dar la vuelta al mundo.

Carlos Alvarado Butanda, Abogado en Derechos de Autor.

creative-commons

Los gobiernos mundiales se encuentran trabajando en legislar los usos de Internet para lograr proteger las obras, incluso las grandes compañías cinematográficas y discográficas realizan una absurda pelea para combatir cada uso “ilegal” o “pirata”.

Reitero mi posición para crear modelos que protejan al autor y permitan la libre difusión.