En Qatar se apuran para terminar las obras del Estadio Internacional Khalifa, que será el primero de los varios que se construirán para la Copa del Mundo 2022.

Dicho recinto, con capacidad para 40 mil espectadores, está terminado en un 90% en su estructura. Según estimaciones, en dos meses se terminará esta etapa y luego se procederá a la instalación de las tribunas y luego, el techo.

En un principio, el Estadio Khalifa alojará partidos de la fase de grupo así como de Octavos y Cuartos de Final, en un ambiente con aire acondicionado. El campo de juego, las tribunas y los vestidores estarán lejos de sufrir el intenso calor qatarí.

“Me siento muy satisfecho del ritmo al que progresan las obras. La estructura vertical se encuentra en el nivel ocho, y ya han empezado los trabajos de refuerzo. Calculamos que el contratista principal entregará el estadio a finales de 2016” dijo Mansoor Saleh Al Muhannadi, jefe del proyecto.