Muchas muestras de solidaridad se han dado en las últimas semanas hacia los refugiados sirios. Uno más que se suma es el futbolista retirado, Eric Cantona. El francés ofreció rentar una casa con un enorme jardín para recibir a algunos refugiados por al menos dos años. También se ofreció costear la comida para 300 refugiados.

“Prometo hacerlo durante dos años. Voy a alquiler una casa de 50 metros cuadrados con un jardín de 300 metros para refugiados y les daré comida. Mis abuelos maternos eran republicanos españoles y tuvieron que huir del régimen de Franco” explicó Cantona, motivos que lo llevaron a tomar esta noble decisión.