Michael Jordan asistió a un tribunal federal en los Estados Unidos para iniciar el juicio civil contra una cadena de restaurantes a la que acusa de utilizar, sin permiso ni autorización, su nombre, y valorar, de paso, si el hecho podría estar afectando a la valoración de la marca del jugador en el mercado actual.

Los hechos se remontan al año 2009 cuando la ahora ya desaparecida cadena de supermercados Dominick’s Finer Foods utilizó la imagen del jugador en un anuncio suyo publicado en la revista Sports Illustrated en el que felicitaban al jugador de los Bulls por su inclusión en el Salón de la Fama pero utilizando para ello un cupón descuento en su cadena de supermercados de 2 dólares y la fotografía de un filete con el lema “You are a cut above”.

Jordan consideró que la utilización sin autorización alguna de su nombre podría haber afectado al valor de su imagen dentro del mercado, un valor de imagen que el propio Jordan considera oscila en torno a los 500 millones de dólares según la valoración realizada por la multinacional norteamericana Nike.