Sabías que como autor pueden robar ó secuestrar tu marca

Existen dos tipos de secuestros que se cometen en el país, aquellos que se comenten en contra de empresas de competidores internacionales, que registran las marcas de su competencia a fin de que estas entren al País y por otro lado aquellos que se van a EU ven una marca, la registran en México a su nombre y piden el rescate de la marca por hasta 300 mil dólares o más.

Gracias a esta práctica ilegal, los dueños de las marcas han pagado millones para liberarlas, por medio de pago a quien se la copiaron o en largos y costosos litigios.

Entre las marcas de ropa, también se encuentran accesorios, restaurantes, zapatos, bicicletas e incluso gimnasios. Un ejemplo es el caso de la marca Ecko la cual fué objeto de secuestro por una persona en Guadalajara, los dueños asumieron costos de litigios que duró 10 años para poder lograr su libertad. Otros casos son aquellos de personas que se dedican a la comercialización de textiles en México que viajan a Europa para tomar nombres de marcas y regresar al país para registrarlas como propias ante el IMPI.

El IMPI a pesar de conocer el asunto se encuentra con las manos literalmente atadas, gracias a esto lo único que puede apoyar a combatir esta situación es el sistema de oposición sin embargo todos los países con excepción de México tienen un sistema de oposición, lo que este sistema hace es informar al dueño de la marca con respecto a quien quiere registrar su marca en otro país para poder oponerse.