Rihanna se enfrenta con DC Comics por el registro de un nombre ¡Entérense del resto!

Rihanna y DC Comics están enfrentándose ante la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos por el registro del nombre Robyn de la cantante, confusamente similar al del Robin de los cómics de Batman.

Empecemos ¿por qué Robyn? Resulta que el nombre completo de la cantante originaria de Barbados es Robyn Rihanna Fenty y ahora, a través de la empresa que administra su propiedad intelectual, Roraj Trade LLC, pretende registrar el nombre de Robyn para el rubro de bienes y servicios, relacionado con “revistas en línea de características generales no descargables” en lo que parece ser la nueva aventura empresarial de la cantante, una asociación con una revista el línea.

Al registro, sin embargo se opuso DC Comics que desde la década de los años 30 comercializa los cómics de Batman y que tiene registrado desde hace varios años el nombre de Robin, el justiciero compañero delCaballero de la Noche, para cómics y figuras de acción.

DC Comics se opone al registro argumentando que Rihanna conoce que existe la marca de “Robin” y que al pretender registrar su nombre “Robyn” está buscando usar una marca que es a la vista, sonido e impresión comercial virtualmente idéntica a la suya.

Así, la empresa de comics declara que debido a la similitud entre las marcas, los consumidores podrían ser propensos a asociar equivocadamente los bienes y servicios proporcionados por Rihanna bajo la marca “Robyn” con la marca “Robin” de DC Comics.

“DC Comics declara que esto sería benéfico para la cantante puesto que DC Comics ha invertido mucho tiempo y dinero estableciendo el personaje y la marca y la resultante plusvalía”, argumenta la empresa en contra del otorgamiento del registro de la marca “Robyn”.

Con estos argumentos la Oficina de Patentes y Marcas deberá determinar si es factible que las personas que vean la revista Robyn de Rihanna puedan confundirse y creer que se trata de Robin, personaje de Batman, algo que los especialistas en moda creen difícil que suceda porque se presupone que estos personajes van destinados a audiencias muy diferentes.