No está claro si los proveedores de servicios de Internet apelarán la decisión ante el Pleno del Tribunal Federal.

Se perdió la batalla legal para ocultar la identidad de quienes descargaron de manera ilegal en Australia la película “Dallas Buyers Club” en las redes de descarga de archivos.

Esta decisión del Tribunal implica una de las muchas victorias que se están dando en favor de los derechos de autor, en especial Australia que es uno de los países con un alarmante número de piratería en internet.

La orden, que determina la revelación de información de la identidad otorgada por el juez Nye Perram en favor del propietario de los derechos de la cinta con lleva a que los nombres y direcciones de más de 4,700 suscriptores australianos sean reveladas.

Las órdenes en detalle se abordarán de nuevo cuando el caso vuelva al tribunal el 21 de abril.