¿Que obligaciones se adquieren al recibir la patente?

La ley mexicana de Invenciones y Marcas establece que el otorgamiento de la patente implica la obligación de explotarla en territorio nacional, ya sea por su titular o por quien él autorice. La explotación deberá iniciarse dentro de un plazo de tres años, contados a partir de la fecha de expedición de la patente. Esta caducará dentro del término de dos años contados a partir de la fecha de la concesión de la primera licencia obligatoria salvo que el titular compruebe satisfactoriamente la explotación de la misma.

Lo anterior implica que despues de un periodo inicial de tres años el propietario se obliga a conceder licencias a quien se lo solicite, durante el término de vigencia de la patente y deberá comprobar dentro de los dos años siguientes su uso. Por tanto la vigencia de la patente después de los primeros tres años transcurridos a partir de su conseción dependerá de la fehca en que se inicie su explotación, por si mismo o a travez de terceros.

Respecto a la conveniencia de patentar, cabe mencionar que para un cierto tipo de invenciones, existe la posibilidad de asegurar el valor comercial del desarrollo logrado por medio del secreto. así, se puede, en ocaciones, hablar de la secrecía de los detalles técnicos como una alternativa viable frente al patentamiento.

El títular deberá comprobar ante la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial el inicio de la explotación de la patente dentro de los dos meses siguientes a dicho evento. Del mismo modo el titular de la patente podrá conceder licencia para su explotación mediante convenio celebrado legalmente en los Términos de la Ley sobre el Control y Registro de la Transferencia de Tecnología y el Uso y Explotación de Patentes y Marcas.