La ecuación es sencilla: quien salga victorioso del clásico español saldrá con el orgullo robustecido y con el liderato de la Liga española en el bolsillo; ‘Chicharito’, convocado.

Barcelona y Real Madrid protagonizan en el Camp Nou un Clásico con tintes decisivos en el pulso que mantienen por el título de Liga Española 2014-2015, al que llega líder el equipo de Luis Enrique tras una remontada brillante guiado por el argentino Lionel Messi, ante un rival irregular en 2015 que busca un triunfo que le devuelva el primer puesto y su imagen.El delantero mexicano Javier “Chicharito” Hernández fue convocado por el técnico blanco, Carlo Ancelotti, y estará a la espera de tener minutos para mostrar su capacidad goleadora en este importante partido. El FC Barcelona afronta el clásico como una oportunidad única de abrir una brecha de cuatro puntos con los madridistas en lo alto de la tabla, donde los azulgrana lideran con un punto de ventaja.

La clasificación ofrece un escenario no contemplado por los azulgrana hace unas semanas, conscientes de que ambos conjuntos llegarían al Clásico con mínimas ventajas, como ahora, pero con el Real Madrid liderando la tabla y con una idea de arrebatarle la primera posición. No obstante, los diferentes tropiezos blancos que se han dado, han permitido al equipo de Luis Enrique Martínez asentarse en el liderato, que llega después de un arranque de 2015 casi con el expediente impoluto, sólo manchado por una derrota que no entraba en los planes del conjunto catalán, contra el Málaga en el Camp Nou (0-1), al margen del primer tropiezo del año contra la Real Sociedad en Anoeta (1-0).

cq5dam.thumbnail.624.468

En diecinueve partidos seguidos en este 2015, el Barcelona ha fallado sólo en estos dos encuentros y ha firmado 17 victorias en todas las competiciones (Liga, Copa y Liga de Campeones), dando un salto de calidad que le ha situado líder en la Liga, en la final de la Copa del Rey y ya clasificado para cuartos de final en Europa, donde se volverá a medir el París Saint-Germain. Para el partido contra el Real Madrid los de Luis Enrique sólo tienen la duda de Sergio Busquets, quien si al final entra en la lista de convocados (se conocerá el sábado), no parece que el técnico lo vaya a forzar para ocupar el pivote central en el centro del campo, posición que se espera que cubra el argentino Javier Mascherano, quien ya se perdió el encuentro contra el Eibar para no arriesgarse a una sanción, ya que está apercibido.