Falló una clara ocasión de gol, la tribuna lo silbó, pidió el cambió enfurecido, el DT no lo aceptó y decidió irse sólo. Insólita acción se vivió durante uno de los clásicos turcos.

He aquí una situación muy pocas veces registrada en la historia del fútbol. Durante el clásico que disputaban Fenerbahce y Besiktas en Turquía, uno de los futbolistas del elenco local, Emenike, se cansó de los reprobados silbidos que la hinchada dedicaba luego de fallar una ocasión de gol, pidió el cambio, su DT no lo concedió y por eso decidió irse sólo.

Su primera intervención en el partido luego del gol fallado estuvo adornada de silbidos y demás, motivo por el que Emenike pidió muy enojado el cambio. El entrenador lógicamente no vio necesario realizar la variante y le dijo que se quedase, sin embargo el nigeriano no aceptó y decidió irse sólo del campo.

Se quitó enfurecidamente la camiseta, y mientras hacía mil gestos e insultaba al aire, se iba hacia afuera. En ese lapso, jugadores y mismo el DT le pararon, le hablaron y milagrosamente regresó al campo. De cualquier forma, sería sustituido en el entretiempo. Pese al mal rato, el Fenerbahce de Emenike logró ganar el partido con un agónico tanto de Sow al minuto 90, que tapó un poco la dramática situación que se produjo minutos antes.

Emenike-Fenerbache