Salman Khan es el actor de la India quien enfrenta juicio por homicidio no culposo

n esta semana se están celebrando las audiencias del juicio contra Salman Khan, uno de los actores más celebrados de la India, acusado de homicidio no culposo por el choque de su Toyota Land Cruiser contra una pastelería en Bombay, India, ocurrido la noche del 28 de septiembre de 2002. De este accidente resultó muerto un hombre de 38 años que dormía en la calle y otras tres personas resultaron lesionadas.

Salman Khan, de 49 años de edad, ha protagonizado más de 80 películas de la industria fílmica de la India, conocida como Bollywood, y es uno de los actores más populares de su país de quien las revistas de entretenimiento reportan constantemente.

En 2002, Salman Khan, quien nunca se ha casado, protagonizó el mortal accidente por el que fue imputado inicialmente por el delito de homicidio culposo. Esta imputación fue recurrida por el actor quien logró que los cargos se redujeran considerablemente y se le procesara por “muerte originada en la negligencia”, un cargo que acarrea una pena máxima de prisión por dos años.

Este proceso inició ante la Corte Magisterial de Bandra, en Bombay, en 2006. Entre este año y 2011 se escucharon 17 testimonios hasta que el fiscal del caso pidió que el cargo fuera cambiado nuevamente a homicidio culposo y que se remitiera a una corte de distrito en materia penal.

En febrero de 2013 se decidió por la imputación de homicidio culposo, decisión que el actor apeló sin éxito ante el Tribunal Superior de Bombay. El juicio finalmente inició en agosto de ese año. En diciembre de 2014 el juez del caso, D W Deshpande, pidió a la fiscalía acelerar el proceso y terminar con los testimonios a más tardar en enero de este año.

Sin embargo las audiencias siguen y este lunes 16 de febrero se escuchó el testimonio de un oficial de tránsito quien declaró que al momento del accidente el actor no tenía licencia de conducir y que sólo la obtuvo hasta 2004, dos años después del accidente.

Además se escuchó el testimonio de otro oficial de policía que acompañó a Salman Khan al hospital para que se realizara una prueba de alcohol en la sangre.

Mientras la fiscalía trata de demostrar que el actor conducía imprudentemente su vehículo previo al percance, la defensa ha argumentado que el vehículo presentó problemas con los frenos y que el actor poco pudo hacer para prevenir el lamentable accidente.

En este caso se ha acusado a la policía de retrasar deliberadamente el proceso, sin embargo el sistema judicial indio es conocido por su extrema lentitud por lo que este proceso no se diferencia de otros en que la impartición de justicia mediante la expedición de una sentencia inapelable puede llevar más de una década.

Así las cosas, este juicio es una pesada carga sobre el actor quien probablemente la seguirá cargando por más tiempo antes de llegarse a una decisión definitiva que puede significar para el popular galán indio una pena de hasta 10 años de prisión.