Con el paso de los años, viendo a las personas que me rodean y el actuar que tienen con sus familiares y amigos, me he dado cuenta de varias cosas.

Poca gente es completamente feliz por que hacen un problema de algo que no es complicado.

Cito a mi amigo Álvaro Merino que menciona que la felicidad se encuentra más fácilmente cuando se mira hacia dentro que cuando se hace hacia fuera. La dificultad de todo esto reside en que vivimos en una sociedad que nos “exige” a mirar hacia fuera, nos conecta permanentemente hacia el exterior, nos empuja sutilmente a ocuparnos más de lo superficial de manera rápida y cambiante. Y de repente nos encontramos que no hay huecos en la agenda para ocuparnos de nosotros, de mirarnos hacia dentro. Tanto tiempo sin dedicarnos a nosotros hace que cuando llega el momento de hacerlo, lo que vemos no nos gusta y nos hace infelices. Y entonces buscamos las soluciones en el exterior sabiendo a ciencia cierta que ahí no están.

Yo creo que cuando miramos a nosotros mismos y criticamos nuestro actuar, podemos lograr evaluar que nos hace sentir bien y ello nos llevará a encontrar la felicidad por dentro y por fuera, con nosotros y con los demás.

Simplemente hay que disfrutar lo que hacemos y darle tiempo a todo lo que nos rodea, creo que eso es la clave del éxito. Si nos preocupamos de mas, o de ciertas tonterías no alcanzaremos una felicidad plena.

La felicidad es disfrutar.

#SigueTuSueño

Y les dejo el video de cada semana: