En el marco de la Copa del Rey, Huesca espera dar una campanada como local ante Barcelona.

Huesca es una ciudad española de 52 mil habitantes, en una superficie de 161 kilometros cuadrados. Alejada del glamour futbolístico, está habituada a ser testigo y apoyar al SD Huesca, conjunto fundado en 1960. Con 54 años de edad, las canchas más exquisitas que han pisado los oscenses han sido las de la Segunda División de España. Actualmente, concursan en la categoría B de la categoría de plata del balompié ibérico.

La magia de la Copa del Rey descansa, en buena parte, en la posibilidad de acercar a las estrellas de la galaxia futbolística española a los planetas de los que son, muy probablemente, otros más de sus seguidores y aficionados. Entonces, en el marco de la ida de los dieciseisavos de final de este torneo, Barcelona visita al SD Huesca en El Alcoraz, recinto que vivirá seguramente un acogotamiento de sus 5 mil trescientas butacas.

cq5dam.thumbnail.624.468

Luis Enrique, técnico de los catalanes, anunció que para este compromiso, dará minutos de juego a aquellos elementos de su plantilla que no son titulares. Caso de algunos elementos destacados de la filial como Douglas, Munir o Samper; y de jugadores del primer equipo como el meta alemán Ter-Stegen, Pedro Rodríguez o Rakitic. Así, Barcelona buscará amarrar la eliminatoria desde el primer partido, para disputar con tranquilidad la vuelta en el Camp Nou el 16 de diciembre. Mientras tanto, Huesca sueña con dar un sonoro campanazo y conseguir un buen resultado, que bien podría convertirse en uno de los trofeos de su discreta vitrina.