El actor Mark Whalberg quiere limpiar su nombre y solicitó a la Junta de Libertad Condicional el perdón por cargos de agresión para servir como oficial de reserva en L.A

Mark Wahlberg, quien en su juventud fue conocido como el rapero Marky Mark, ha solicitado a la Junta de Libertad Condicional de su natal estado de Massachusetts que le otorgue el perdón por cargos de agresión por los que fue sentenciado a prisión, para así limpiar su historial y poder servir como oficial de reserva en el departamento de policía de Los Ángeles, California, LAPD.

Las referidas agresiones sucedieron en 1985 cuando Wahlberg, el menor de nueve hermanos, tenía 16 años y un pasado de adicción a la cocaína y de agresiones racistas. En esa ocasión agredió en un mismo día a dos inmigrantes vietnamitas, uno al que ofendió terriblemente, para más tarde agredir a otro golpeándolo en la cara, lo que dejó a su víctima permanentemente ciego de un ojo.

Mark Wahlberg fue acusado de intento de homicidio, aunque terminó declarándose culpable de agresión y fue sentenciado a dos años de prisión en una correccional en el condado de Suffolk, en el estado de Massachusetts donde solo cumplió 45 días de su condena.

Años después, enganchado ya en una exitosa carrera actoral, el actor manifestó haber cambiado y reconoció haber cometido varios errores en su vida. Ha dicho que ha sido ayudando a otros y a sí mismo como ha logrado perdonarse de sus acciones pasadas. Y quizá como parte de estas buenas acciones, colaborar con la policía de Los Ángeles es otra forma en que pretende cambiar ese pasado y contribuir con el bien de la sociedad.

Para hacerlo es que ha pedido a la Junta de Libertad Condicional de Massachusetts que le otorgue un perdón incondicional por su pasado delictivo y que se limpie su expediente. Una petición que no ha quedado exenta de controversia.

Para ser oficial de reserva, que es un trabajo voluntario por el que una persona realiza trabajo policial, se necesita tener un historial sin antecedentes penales. Por lo tanto, de no concederse esta solicitud, Mark Wahlberg tendrá que seguir conformándose con ser un policía de ficción como lo ha sido en varias películas como The Departed, en 2006, We Own The Night, en 2007 o Max Payne en 2009.

Aunque la solicitud fue presentada a finales del mes pasado, es hasta ahora que ha trascendido la noticia, aunque el actor no ha declarado aún sobre el tema.