Por una ley de propiedad intelectual que entrará en vigor en España, Google cumplió su promesa de cerrar el servicio de Google News en este país.

En respuesta a la Ley de Propiedad Intelectual que entrará en vigor a partir de enero de 2015 en España, donde se obligará a los agregadores a pagar un porcentaje a los editores por indexar su información, Google News ha sido suspendido.

La página que mostraba los contenidos agregados de Google News ahora solo indica un mensaje en el que Google ‘lamenta’ informarle a los usuarios el cierre del servicio, además explica que las publicaciones de editores españoles ya no aparecerán en las más de 70 ediciones internacionales de Google News.

Desde este martes 16 de diciembre, todo aquél que entre a Google News desde España será redirigido a una página con el siguiente mensaje:

“Lamentamos tener que informarte que Google Noticias ha cerrado en España y que las publicaciones de los editores españoles ya no aparecen en Google Noticias, a raíz de los recientes cambios en la legislación española. Comprendemos que usuarios como tú podáis estar descontentos con esta nueva situación y por ello queremos explicarte las razones por las cuales hemos tomado esta decisión […]”

La ley española que está próxima a entrar en vigor, señala que resulta insostenible continuar con el servicio porque deberá pagar a los editores aunque el ‘agregador’ no genera ingresos. En consecuencia, esta iniciativa obligará a los agregadores de información a pagar una tasa a los editores por indexar y reproducir su información.

Cabe mencionar que la reforma de la Ley fue aprobada en octubre, en el texto se señala que la tasa Google o canon de la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) establece el derecho ‘irrenunciable’ de los editores a recibir una “compensación equitativa” de los agregadores gratuitos por reproducir sus contenidos.

A pesar de este señalamiento, el ministro español de Cultura, José Ignacio Wert, considera que Google se adelantó al tomar la decisión de cerrar Google News, pues la cantidad por la ‘compensación equitativa’ para los editores aún no se ha fijado. Sin embargo, ya se ha dicho que esta determinación es irrevocable.