Tamara Green demandó al comediante ya que este la “tildó públicamente” de mentirosa a través de su abogado y publicista.

Una mujer acusó al comediante Bill Cosby de abusar de ella en los años 70 y presentó una demanda por difamación en Massachusetts , argumentando que éste la “tildó públicamente” de mentirosa por declaraciones hechas a través de su abogado y su publicista.

Green establece en la demanda que fue drogada por Cosby y que este abusó de ella cuando era aspirante a modelo. La primera vez que Green habló públicamente del tema fue en el 2005, según  The Associated Press. Luego de haber dado entrevistas a los medios Green declaró que el abogado y el publicista de Cosby hizo declaraciones con la intención de exponerla al escrutinio público y al ridículo.

El abogado Walter M Phillips Jr se negó a hacer declaración alguna, mientras que el publicista David Brokaw, no respondió mensajes en busca de comentarios. Cosby es el único acusado en la demanda.

El comediante de 77 años nunca había enfrentado una acusación por abuso sexual. En 2005 en un caso presentado por Andrea Costand llegó a un acuerdo civil, en este caso Green formó parte de una decena de mujeres listas para testificar junto a Costand quien acusaba de igual modo a Cosby por abuso.

Por medio de sus representantes, Cosby ha negado las acusaciones por abuso que diferentes mujeres han presentado hace décadas. El abogado de Green Joseph Cammarata dijo que el estatuto de limitaciones venció en el caso de las mujeres que han acusado a Cosby.

“Esta demanda nos da una oportunidad para que Green y el señor Cosby litiguen la verdad o falsedad de las declaraciones”, expresó el abogado.

Por otro lado, el abogado que representa a Cosby no devolvió de inmediato las llamadas que se hicieron con respecto al caso de Green.

El objeto de la demanda es una compensación no especificada hacia Green por los daños sufridos.

En cuanto a los hechos, Green afirma que conoció a Cosby por medio de un amigo en común en 1969 y 1970 y que este le pidió que recaudara dinero entre inversionistas para un club que el comediante quería abrir. En 1970 Green realizó una llamada a Cosby para decirle que no se sentía bien y que éste la invitó a almorzar en un restaurante en Los Ángeles, acto seguido.

“El acusado Cosby drogó intencionalmente a la demandante Green para alterar su estado y facilitar su abuso”, dice la demanda. Green señala que el comediante la llevó a su casa y cuando estaban en su apartamento la desvistió.

La mujer le dijo en varias ocasiones a Cosby “me vas a tener que matar” para detenerlo, pero el comediante no paró sino hasta que Green tiró una lámpara de mesa, según la demanda. Cosby puso dos billetes de 100 dólares en una mesa cuando salió de su apartamento, agrega.

La demanda de Green alega que después de que apareció en el programa “Today” de NBC y de que tuvo una entrevista con el Philadelphia Inquirer en 2005, Cosby, a través de Phillips, respondió diciendo que ellos no se conocían, que sus señalamientos eran “absolutamente falsos” y que el supuesto ataque “no ocurrió de ninguna manera”.

“Por consiguiente el acusado Cosby tildó públicamente a la demandante Green de ser una mentirosa”, dice el documento. La demanda hace afirmaciones similares contra Brokaw por las declaraciones que hizo en febrero después de que la revista Newsweek publicara una entrevista con Green.