El premio de 500 mil dólares fue para un grupo de desarrolladores independientes que ideó y fabricó una nueva pulsera con cámara que se convierte en drone. 

Una nave no tripulada es el proyecto que acaba de firmar Intel después de premiar a un grupo de jóvenes desarrolladores de un dispositivo que se a justa a la muñeca y emprende el vuelo luego de activarse un botón para tomar fotos unos segundos y después regresar a la mano de quien la porta.

Este lunes se realizó la premiación e Intel anunció que hará todo lo posible para que este producto del cual ya es dueño, se consolide en el mercado de dispositivos móviles. Así, las personas podrán grabar sus piruetas, maniobras y captar todos los movimientos de los deportes extremos e incluso, grabar rincones de difícil acceso y en perspectiva, casi como un bumerán.

dt.common.streams.StreamServer

Entre los finalistas también se encontraba Open Bionics, un grupo británico que desarrolló una mano biónica de bajo costo elaborada a la medida, con impresoras 3D, quienes obtuvieron el segundo lugar, con un premio de $200 mil dólares. Joel Gibbard, fundador de Open Bionics aseguró que su objetivo es llenar el hueco que existe en el mercado para prótesis a un bajo costo y una gran calidad.

El tercer lugar obtuvo $100 mil dólares por presentar un guante inteligente que alerta al trabajador en situaciones peligrosas como puede ser el acercamiento de una pieza muy caliente o indicar el movimiento cuando se tiene un nivel muy alto de cansancio.

Aquí pueden ver cómo funciona Nixie: