En el BOE se puede leer en qué consiste la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual.

Esta reforma entrará en vigor a partir del 5 de enero del 2015. Tanto los creadores de las páginas webs que quebranten los derechos de propiedad intelectual en Internet, como los intermediarios, podrán ser sancionados con una multa de 150.000 a 600.000 euros.

La sanción llegaría a aquellos que prestan servicios de intermediación, como publicidad o pagos electrónicos que no quieran suspender la prestación a la página web infractora.

Una vez que el titular de tales derechos denuncie a la página en cuestión por la violación de sus derechos de autor, la Sección Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual instará al delincuente a retirar este contenido. En caso contrario, se les cancelará dicho servicio y además serán sancionados.

El 5 de mayo de 2015 entrará en vigor el artículo relacionado con el reparto, prescripción y pago de derechos de autor recaudados. Además, se prevé que para el 5 de noviembre de ese mismo año, se aprueben apartados relacionados con el concepto de que los profesores puedan distribuir y reproducir pequeñas partes de obras.