El líder Detroit recibirá a Miami esta semana, ya que los Leones regresan al campo de juego por primera vez desde la victoria en el último segundo 22-21 ante Atlanta en el estadio Wembley de Londres en la octava semana.

Detroit espera que el receptor de calibre de Pro Bowl, CALVIN JOHNSON, que está lesionado del tobillo, se reintegre desde el 5 de octubre.

“Definitivamente espero jugar”, dice Johnson. “Es grandioso ver al equipo desempeñarse y obtener victorias. De eso se trata la NFL. Eso me hace tener más ganas de regresar con mis compañeros.”

La semana pasada, Miami registró un triunfo 37-0 en casa contra San Diego, la blanqueada de los Delfines por mayor margen desde el 11 de octubre de 1987 (42-0 contra Kansas City).

“No ha habido muchas blanqueadas”, dice el coordinador defensivo de Miami KEVIN COYLE. “Es grandioso cuando llegas al estadio y las cosas son positivas con esa afición gritando detrás, eso realmente hace la diferencia.”