En 2015 Bryan Mills regresa por tercera vez incriminado y perseguido por la CIA, el FBI y la policía.

A Europa Corp, la lucrativa fábrica de exploits de Luc Besson, le debemos muchas y muy buenas cosas (y también otras tantas no demasiado afortunadas) pero si hay algo que los fans del actioner jamás olvidaremos es que fuera capaz de comenzar a trazar una línea paralela en la carrera de Liam Neeson, estupendo actor de carácter y prestigio como cansado e implacable héroe de acción B gracias a su papel en el éxito TAKEN (Pierre Morel, 2008), camino que el propio Neeson se ha encargado de continuar, de la mano de otros artesanos del género, de perfil medio como el catalán Jaume Collet Serra (Sin identidad, Non Stop:Sin Escalas) o Scott Frank, con su inminente Caminando entre las tumbas.

TAK3N es el no demasiado afortunado (por aquello de insertar el numerito en el título) que no es sino la tercera entrega de la saga protagonizada por Neeson en el papel del ex agente del Gobierno Bryan Mills, quien en la estupenda primera entrega da tremenda paliza cual batman a media Europa, del esté en busca de su hija secuestrada (Maggie Grace) y en la no tan estupenda Venganza: Conexión Estambul veía los roles trastocados y habría de escapar a su propio secuestro.

La mala noticia es que este cierre de la trilogía vuelve a estar firmado por Olivier Megaton, responsable de la floja secuela de hace un par de años, y  probablemente,  el peor de los realizadores en nómina de Besson.

Aún así, el tráiler nos invita a ser optimistas.