Un juez de Barcelona, desestimó el recurso del futbolista Lionel Messi contra la acusación de la que fue objeto por tres delitos de fraude fiscal.

Messi podría conocer las actividades de su padre, Jorge Horacio Messi, quien es su representante, motivo principal del juez para rechazar la defensa del jugador, quien además propuso al consultor Alfonso Nebot y al abogado Ángel Juárez, director del área de gestión de Futbol de FC Barcelona como testigos a su favor.

En junio de 2013, la fiscalía presentó una querella contra Messi y su padre por defraudar presuntamente 4.1 millones de euros a Hacienda. Ambos fueron imputados por el juez y en ese momento el jugador realizó un pago de 10 millones adicionales luego de presentar declaraciones complementarias de sus impuestos correspondientes a los ejercicios de 2010 y 2011.

Además Messi y su padre pagaron los 5 millones de euros que corresponden al adeudo de Hacienda y principal motivo de los presuntos delitos de fraude fiscal. En ese momento, la fiscalía consideró que el jugador ignoraba cómo administraba su padre los derechos de imagen, motivo por el cual pidió que la acusación se mantuviera únicamente contra su padre.

Sin embargo, el juez consideró imputar al jugador pues asegura que basta con que existan indicios de que pudo conocer y consentir la conducta fraudulenta de su padre, incluso a título de dolo eventual, por lo que deberá ir a juicio.