Cuatro jóvenes han sido acusados de intervenir los sistemas de Microsoft, Xbox y del ejército de los Estados Unidos para robar el software del simulador de vuelo de los helicópteros apache y versiones de juegos como Call of Duty: Modern Warfare 3.

Según la corte tres jóvenes encontraron vulnerabilidades y puntos débiles en las redes para ingresar ilegalmente a los sistemas de Microsoft y varios desarrolladores de juegos como Valve Corporation, Activision Blizzard, Zombie Studios y Epic Games en 2010 y 2011.Las intervenciones dejaron a los jóvenes tener acceso a juegos en desarrollo como Gears of War 3 y Call of Duty.

Los acusados en cuestión son Austin Alcala, de 18 años, Nathan Leroux, de 20 años, David Pokora, de 22 años y Sanadodeh Nesheiwat, de 28 años. A todos se les acusa de haber usurpado software utilizado por la milicia estadounidense para entrenar a los pilotos en el manejo de los helicópteros Apache, también se les culpa por el incauto de códigos relacionados con la consola de nueva generación de Microsoft desde especificaciones técnicas hasta los juegos más famosos de la consola.

Con estas intervenciones los jóvenes esperaban obtener ganancias por un millón de dólares para cada uno.

Se les culpa de violación de derechos de autor, fraude electrónico e informático, robo de identidad y de información comercial, además de acceso a equipos de computo sin autorización y el robo de identidad agravado.

Dos acusados ya se han declarado culpables de algunos cargos y recibirán una sentencia definitiva el próximo 13 de enero de 2015. El organismo judicial asegura que la condena del canadiense David Pokora será la primera que se aplique a un ciudadano extranjero por robo de secretos comerciales desde fuera de Estados Unidos.