Phaarrell Williams y Robin Thicke han perdido su primera batalla legal contra la familia de Marvin Gaye.

El proceso relacionado con el supuesto plagio del éxito ‘Blurred Lines’ fué firmado por la pareja en 2013.

Un equipo de expertos musicales ha determino que hay elementos en ‘Blurred Lines’ que son “sustancialmente similares” a los de la canción ‘Got to give it up’ de Marvin Gaye.

“Tener reminiscencias de un sonido no es infringir el copyright”, dicen los abogados defensores de Pharrell y Thicke, quienes llegaron a acusar a los familiares de Marvin Gaye de intentar apoderarse de “todo un género”.

Esto no termina aquí ya que el proceso sigue su marcha y para el siguiente round ( juicio) se fijó fecha para el 10 de febrero de 2015.