Barcelona vence 3-1 al Ajax en la Champions; el sábado juega el Clásico ante Real Madrid.

El Barcelona resolvió por la vía rápida el partido contra el Ajax, al sentenciarlo en la primera parte con goles de Neymar y Messi (3-1), a quienes envió al banquillo para reservarlos de cara al clásico de la Liga del próximo fin de semana contra el Real Madrid.

Aunque el Barça fue el dominador del encuentro, dichos cambios, además del de Iniesta, le debilitaron y en la fase final encajó un tanto que generó cierta preocupación, pero Sandro acabó resolviendo en el tiempo añadido (3-1).

En los últimos cinco minutos, el Ajax dio un salto de calidad al tener más presencia en las inmediaciones de la meta de Ter Stegen, que si bien se llevó un susto cuando un balón acabó rebotado en Bartra y le descolocó, no vivió ningún gran apuro, pues los escasos disparos que le probaron salieron fuera.

La candidez del Ajax, que ya pagó el año pasado con un 4-0, continuó dando alas a un Barcelona que atropelló sin contemplación de los de De Boer, completamente desubicados en el campo y temerosos de que no les cayera un carro de goles.

El Ajax dio el susto de la noche a poco de llegara a los 90 cuando en una falta de determinación en el despeje de los azulgranas, el balón acabó en las botas de El Ghazi, quien a la media vuelta marcó el 2-1, con el que el Camp Nou entró en modo preocupación.

A pesar de la alarma, los azulgranas supieron cerrar el partido para evitar males mayores, y más cuando en el tiempo añadido un contragolpe bien llevado por El Barcelona lo materializó Sandro con la zurda cruzando el balón al fondo de las mallas (3-1).

cq5dam.thumbnail.624.468-1