Para celebrar sus 80 años, Bellas Artes se ilumina con luz exterior, un proyecto que tuvo como propósito destacar la composición artística del icónico recinto de la Ciudad de México.

El diseño que se puso en marcha el jueves, fue desarrollado con estricto apego a la conservación del monumento artístico y en cada detalle del montaje se evitó alterar la integridad de los elementos arquitectónicos del inmueble.

El sistema de leds que ilumina el Palacio, puede ser controlado desde un dispositivo móvil en el cuál se programan las escenas de luz con anterioridad. La impactante iluminación de Bellas Artes permite crear diferentes escenarios, de acuerdo con las diferentes actividades del recinto, lo que significa que cada escena contribuye a destacar su belleza arquitectónica, poner en valor sus componentes artísticos y asegurar su conservación.

El concepto y el proyecto de iluminación corrieron a cargo de ‘Ideas en Luz’; la automatización y la ejecución de obra,  de Avant Garde Iluminación.