El artista holandés Theo Jansen nació en Scheveningen en 1948. A los 20 años, comenzó a estudiar física, aunque en 1975 lo abandonó para dedicarse a la pintura.

En 1981 creó una máquina que pintaba sola respondiendo a distintos estímulos para Theo Jansen “Animaris” reproduce la evolución darwiniana.

En este caso, el artista actúa como la mente superior, ya que crea Animaris y sólo él los hace evolucionar, habla de sus criaturas como si refirieran a animales reales. Forman manadas, se adaptan al entorno y pronto evolucionarán lo suficiente como para moverse con libertad y sin intervención humana a través de inmensos desiertos y playas.

Como una imagen dice más que mil palabras, detendremos  dejaremos que el siguiente video hable por sí mismo.