El partido agonizaba y fue un pase preciso de CR7 que permitió el segundo gol de su selección y seguir en la pelea por la calificación.

Los portugueses comenzaron ganando el partido al minuto 7 con gol de Nani, haciendo pensar que ganarían fácil y podríamos ver a Cristiano Ronaldo brillar con su selección. No fue como se esperaba, todo el partido CR7 estuvo desaparecido hasta el último gol.

Bqx2MUJCcAET4gT

El empate de los estadounidenses fue conducto de Jermaine Jones al 64 justo cuando el partido se tornaba más tranquilo. Los estadounidenses continuaron mostrando gran orden y juego ofensivo adueñandose del esférico para lograr lo inesperado, el segundo gol que ponía en ventaja a los norteamericanos cayó al minuto 81 gracias al mejor jugador estadounidense Clint Dempsey.

BqxsVTwCIAAtyrD

El peor error de Estados Unidos fue renunciar al ataque los últimos minutos dando tiempo a los portugueses para levantar la frente y dar más balones a Cristiano que al minuto 95 agasajó a la afición con un pase acomodado como con la mano para la cabeza de Silvestre Varela que remató sin piedad contra el portero estadounidense para empatar el partido dando una ligera esperanza a los europeos para calificar.

BqxhZKNCcAAU42x