El miércoles pasado, 12 de marzo de 2014 me cambió por completo y para bien mi vida. Ahora soy Papá. Por ello será necesario organizar bien mis actividades y mis tiempos, ya que para lograr ser un atleta de alto rendimiento, necesito comer bien, entrenar y descansar.

Con esta llegada de un nuevo Jorge en la familia, las desveladas por las necesidades del bebe harán que tenga que re organizarme y poder seguir manteniendo el nivel de entrenamiento que he logrado a lo largo de este año.

Estamos a pocas semanas del Pro Camp y como les platiqué, será necesario dominar la nueva técnica de KickOff y aumentar considerablemente el peso en los días que toque pierna en el gimnasio.


Este cambio en mi vida ha inyectado mayor motivación y positivismo del que ya contaba, es algo nuevo a lo que me tengo que adaptar, pero naturalmente provoca sentimientos de paz y motivación para las actividades cotidianas. Son momentos por los que se tienen que pasar en la vida, y que llegan a desarrollar una energía increíble, ya hay alguien mas por quien pelear y luchar.

Siempre en mi vida me he considerado un luchador y nunca he tirado la toalla, por ello como les dije, estaré en esto hasta el final. Hoy así como se lucha por conseguir los objetivos que tiene uno mismo, se lucha por tu esposa para ayudar en la casa, se lucha por tus papás y hermanos para demostrar que se pueden conseguir los sueños, hoy ya tengo alguien más por quien luchar en mi trabajo y así como en mis locuras y mis sueños que me permiten ser feliz. Hoy ya a esa lista se une mi Hijo.