Una forma peculiar de crear arte en busca de la perfección.

Ex ingeniero térmico para proyectos de la NASA y al día de hoy artista, Kim Keever tiende a desviarse de su trabajo hacia lo científico y experimental.

Formaciones en perfecto orden con lo abstracto, con colores que deseas saborear, las impresionantes obras de Keever van más allá de una simple pieza.

Para producir su maravilloso estilo, el artista mezcla diferentes cantidades de color en el agua y documenta los líquidos arremolinados, el cómo se mezclan y al final obtiene una hermosa muestra de armonía en redención del color.

Una enorme pecera de 200 litros es el escenario de las creaciones de Keever, en seguida hace los arreglos pertinentes para luego realizar los shots fotográficos que da como resultado, una muestra de una especie de nubes con burbujas y remolinos coloridos. Cuando me encontré mirando las imágenes, me pareció que las formas eran hechas de tela movidas con el viento.

Lo hermoso de las tomas es inexplicable, cada una única e irrepetible y son de lo más maravillosas.

Te dejo con algo del trabajo de Kim Keever.

Síganme en twitter @azenetfolch