Daniela Sartori es diseñadora de indumentaria que apoya la cultura del Copyleft, derecho a copiar o reproducir un diseño.

La diseñadora argentina no es la típica amateur que propone seguir nuevos modelos, Sartori es reconocida mundialmente, ha participado en eventos de diseño y moda internacionales como el  Colombiamoda en Medellín, la Bienal Internacional de Diseño de Madrid (La Bid), Buenos Aires Moda y el Festival Internacional de Diseño de Buenos Aires, incluso en Nueva York.



Su último éxito fue la pasarela denominada Bangladesh, una colección homenaje a las víctimas de la tragedia de los talleres textiles de Savar, al respecto hace mención de la gran problemática que genera el trato a las personas que proporcionan la mano de obra para ropa.

“Un antes y un después para mí; ojalá lo sea para muchos. Me causó una profunda tristeza que hasta me hizo cuestionar mi pertenencia al mundo de la moda. Es que eso que pasó tan lejos nos toca de cerca, porque acá pasa lo mismo. No conozco una sola marca, un solo diseñador, un solo empresario que sepa dónde se hace su ropa. No lo saben, tercerizan, mandan a hacer y resulta un descontrol que no les preocupa. No hay interés por controlar o saber cuánto se le paga a esa persona que cose o corta, o en qué condiciones lo hace. Y yo no quiero ser parte de eso.”

 .



 Daniela se proclama a favor del diseño libre de autor para copiar o reproducir, dice que hace esto por simples ganas de hacerlo, demostrando la lógica de un artista en compartir su arte. También reconoce los alcances sociales que su actuar puede provocar.

“Una cooperativa de cualquier parte del mundo puede levantar mis diseños mediante Internet, hacerlos y venderlos a su beneficio. Y este es mi aporte, mínimo, pero es lo que siento que puedo hacer desde mi lugar. No me interesa que mi trabajo sea visto como exclusivo o ser considerada una diseñadora que hace un producto con un valor de lujo, para unos pocos. No quiero estar asociada a ese concepto o práctica. Esto está lejos de mi realidad. Quiero hacer un cambio. Si no hay un cambio real y consciente todo va a seguir igual, va a seguir existiendo la explotación, van a seguir ocurriendo tragedias en Bangladesh como en Flores.”

 .



La diseñadora explica en términos generales como funciona el Copyleft:

“El diseño libre se sostiene en el copyleft; consiste en permitir la libre distribución o reproducción de una obra o trabajo. Mi trabajo está liberado para que cualquier persona lo pueda hacer bajo determinadas licencias. Subiré online instructivos de cómo desarrollar mis prendas, para que cualquiera hasta en su casa lo pueda hacer. Una iniciativa que forma parte de un movimiento que crece en disciplinas como la música, el arte y también diseño de objetos y piezas en general, claro.”

 
Contrario a lo argumentado por muchos artistas defensores del sistema de protección autoral clásico, Daniela Sartori señala que la creatividad no esta menospreciada con el arte libre:


“…esto no tiene nada que ver con oponerse a la creatividad personal. No hay mucha conciencia de con qué uno se viste. Me gustaría aportar algo a que esa idea imperante cambie.”

El movimiento de liberación del arte va en aumento, los protagonistas del modelo clásico deben dar paso a los nuevo modelos donde el objetivo es liberar al arte de las ataduras derivadas del modelo tradicional de explotación comercial. La liberación artística no significa que el artista no será remunerado, al contrario, será el más beneficiado pues los intermediarios no serán tan necesario gracias a nuestros nuevos medios de comunicación global.

By  @carlito_amagi