El ruido excesivo que generaron los fans, sacudió a los Broncos de denver a tal grado que Wes Welker, dice que parte de la derrota se debió a ello.

Un mal manejo en la jugada del primer scrimmage del Super Bowl XLVIII, conmocionó tanto a Denver, que fue imposible recuperarse durante todo el partido, cosa que les costó una verdadera paliza.

El jugador estrella de los Broncos Peyton Manning se reservó acusar a un culpable de haber perdido, mientras que el centro Manny Ramírez tomó completa responsabilidad del yerro.

Por otro lado el receptor Wes Welker, de los Broncos, dice que sencillamente no estaban preparados para tremendo ruido en el campo durante el partido, al inicio de este.

“Esa es la manera de empezar cualquier Super Bowl, va a haber mucho ruido”, dijo Welker, de acuerdo a TheMMQB.com. “Los fans estarán gritando. En realidad no saben por qué están gritando, solo es el principio del Super Bowl. No nos preparamos muy bien para eso y se notó”.

Welker cayó a marca de 0-3 en Super Bowls, así que sus comentarios claramente vienen de su experiencia.

Un reporte del miércoles del entrenamiento de los Broncos, Jarrett Bell del USA Today dijo que John Fox, que anteriormente había ido a Super Bowls con los Carolina Panthers y New York Giants, rechazó el ruido simulado de multitud durante los entrenamientos, ¡oh equivocación!.

“Normalmente es cinco veces más fuerte que eso”, dijo Fox en el momento. “No es un partido de visitante. Los Super Bowls a los que he ido no han sido demasiado ruidosos. Así que simplemente entrenamos con lo que creemos que tendremos”. Pero este fue un gran error, anteriormente comenté en una nota que el Metlife Stadium, está catalogado como el estadio más ruidoso y que hasta que había roto un record, “Te mencioné que el Metlife Stadium es el estadio más ruidoso en el mundo, y eso se debe a que la afición recuperó el Récord Guiness de ser la más ruidosa al generar 137.6 decibeles en el juego pasado contra los Santos de Nueva Orleáns.” Así que Welker posiblemente no estaba tan lejos de apegarse al hecho de que el ruido del estadio fue un factor decisivo en el pésimo rendimiento del equipo de Denver, solo pensemos, las palabras de Welker fueron, “el equipo no estaba preparado para el ruido” y eso está muy claro, probablemente para la próxima pongan más atención en las cosas que se dicen por ahí.

Síganme en twitter @azenetfolch