Una maravilla de colección de arte convertidas en impresionantes joyas.

La diseñadora eslovaca Hana Karim, realiza pequeñas esculturas que se pueden portar en forma de joyas, las cuales la artista no pretende que se miren como objetos decorativos así que sus colecciones se componen de joyería que no ha usado en los lugares habituales. Esto suena un poco contradictorio pero, de todas formas son hermosas.

Te dejo con algunas imágenes.

Síganme en twitter @azenetfolch