Un lugar repleto de coloridos vitrales de ensueño, un recinto de aprendizaje y diversión.

Hace tiempo ya, en el año de 1975, el mercado de la ciudad de Toluca, México, fue cerrado y entonces un artista local llamado Leopoldo Flores, trató de convencer al gobierno de la ciudad para que el sitio histórico fuese salvado. Con un plan perfectamente detallado, Leopoldo Flores tuvo éxito con la petición, ya que logró que el gobierno invirtiera en la reutilización creativa del sitio y lo convirtiesen en un jardín botánico con arte vitral que da muestra de la relación del arte con el universo y el lugar tomó el nombre que Flores dio, Cosmovitral.

Para la construcción del Cosmovitral, fueron necesarias 45 toneladas de vidrio soplado y 25 toneladas de plomo, el edificio existente tuvo que ser reforzado considerablemente y las paredes fueron reforzadas con 75 toneladas de metal.

El medio millón de piezas de vidrio se utilizó en un techo de cristal del mosaico que encabeza el solarium. La pieza central es una imagen increíble de un hombre en llamas titulado Hombre Sol o Sun Men. Destinado para representar la humanidad en armonía y equilibrio con los cielos, Hombre Sol está perfectamente alineado con el equinoccio de primavera y es tan popular que se ha convertido en sinónimo de la ciudad de Toluca.

500 plantas de todo el mundo viven en el lugar, los jardines son tan espectaculares que son visitados por miles de personas todos los años y la fortuna es que el 95 por ciento de ellos llegan desde el propio México, desgraciadamente no es muy conocido fuera del país, así que si tienes una visita a la ciudad de Toluca en el Estado de México o cerca de ella, en la ciudad de México visita el sitio, es un magnífico lugar para aprender y divertirte.

Te dejo con algunas imágenes del lugar, disfrútalas.

Síganme en twitter @azenetfolch