La agrupación comandada por Ozzy Osbourne ha lidiado con problemas de contratación con su baterista original Bill Ward.


La última producción de Black Sabbath “13” fue grabada y promocionada con los miembros originales de la banda británica a excepción de su baterista Bill Ward. Según declaraciones de los Sabbaths, las especificaciones de la contratación no satisfacían las pretensiones del baterista.


La contratación musical es un tema complejo. En la actualidad los grupos de música deben adaptarse a las necesidades comerciales para llevar a cabo un álbum o concierto, debido al cambio en la  difusión y consumo de música los dividendos por gira y ventas han disminuido en comparación con los años gloriosos de Black Sabbath, complicando aún más la negociación.


Para la realización del último álbum y gira promocional, Black Sabbath anunció en  principio la participación de Bill Ward, sin embargo el baterista se pronunció en contra del tipo de contratación que se firmaría, sin dar muchos detalles en su página web aclaró:

“Durante todo el proceso, que comenzó hace más de un año, he tenido que defenderme varias veces. He tenido que defenderme y darme cuenta que mis acciones, indirectamente, y aunque involuntariamente, estaban perjudicando a muchos de ustedes, los fans. Hice un juramento solemne tras las últimas presentaciones en Europa y en el Ozzfest de que nunca volvería a participar de aquello, que en mi opinión, era un contrato totalmente insatisfactorio. Tengo que hacer algo, y por muy doloroso que sea, lo estoy haciendo”



Como agrupación artística y celebrar sus contratos en conjunto, las pretensiones personales deben adecuarse a las colectivas para llevar a cabo una satisfactoria negociación, la fuerza de cualquier grupo radica en la unión para hacer frente a relaciones con terceros.

Geezer Butler bajista de Black Sabbath, ha declarado al respecto, mostrando otra perspectiva en torno a la contratación, reiterando la complejidad que envuelve la contratación en la industria musical.
“Como se puede esperar , un espectáculo como en Donington Festival costó una fortuna en  cada etapa, participaron más de 50 personas , el transporte, tarifas aéreas , hoteles, comidas , agentes, promotores , abogados , etc, por lo que ninguno de nosotros espera ganar mucho dinero con él… Al parecer, esto no era aceptable para los representantes de Bill , querían una cantidad que era tan irreal que parecía haber sido una broma . Así que nos resignamos a trabajar sin Bill, esperando que él cambie de opinión y por lo menos hacer una aparición especial .”


La sensibilidad en la contratación requiere asesoría legal realista e íntegra. Los abogados tiene la tarea de conocer el ambiente musical a la perfección para mostrar al artista el mejor camino a seguir donde la legalidad , el arte y la comercialización estén en armonía. Nos quedamos con palabras de Geezer Butler:
“Bill no le había dicho a ninguno de nosotros tener problemas contractuales , y, francamente , esas cosas se resuelven entre nuestros representantes , y nunca entre los cuatro de nosotros, y mucho menos en público.”



 Post by Carlos Alvarado
@carlito_amagi