Ya estamos en Nueva York y nos hemos dado cuenta del frío que aqueja a la ciudad, pero en realidad el día de hoy no se sintió muy fuerte. Se dice que sábado y domingo serán los días mas fríos. 

La ciudad esta preparada para el evento mas visto del mundo, donde se generan millones de dólares cada año.

En esta ocasión se realizará en un ambiente muy frío donde los Broncos están acostumbrados a jugar en clima frío el cual no le afecta a su estilo aéreo, El sistema de límite salarial de la NFL convierte en casi imposible que un equipo sea poderoso en todas sus líneas y por eso su defensa terminó en el puesto 19 en el ránking. Contra la carrera sí es más que fiable, pero contra el pase suele tener problemas, y además llega a la final con algunas bajas importantes.


Por el contrario, los Seahawks están acostumbrados a jugar bajo la lluvia en Seattle, una de las ciudades más húmedas de los EEUU. La clave de su juego es la defensa asfixiante. Con esas características, los Seahawks pueden ser una máquina imparable en un partido con un clima extremo, pero pueden convertirse en víctimas si a última hora no se cumplen las previsiones y el partido se disputa bajo un clima seco y no muy frío.