Aún no culminaba la sesión de los periodistas, cuando el corredor de los  Seahawks de Seattle, salió, luego de seis minutos y medio de permanencia en esta.

El estelar running back de los Seahawks de Seattle, abandonó la sesión de periodistas del día para la prensa del Súper Bowl y regresó justo a tiempo para evitar una fuerte multa de la NFL.

Aunque el jugador salió por un momento, de regreso se dedicó a hacer su trabajo con absoluta responsabilidad, él estuvo en el costado del área de prensa, allí  dio entrevistas al canal de las Fuerzas Armadas, a Deion Sanders del canal de la NFL, y a un periodista del cibersitio de los Seahawks. También el jugador habló con sus compañeros y firmó pelotas y cascos de fútbol americano a los aficionados que estaban en las gradas.

En el momento que Lynch dedicaba tiempo a los medios, periodistas se dirigían a él a gritos para hacer preguntas, a lo cual reaccionó de forma indiferente a su mayoría y así siguió haciéndolo durante los 45 minutos restantes.

La pregunta de uno de los periodistas fue: “¿Tratas de evitar una multa al pararte ahí?”. Lynch asintió con la cabeza dos veces.

Este mes, Lynch fue multado con $ 50,000 dólares por no cooperar con la prensa de Seattle. La NFL dejó la sanción en espera para dar otra oportunidad al jugador, y dijo que la eliminaría si mejoraba su conducta.

Greg Aiello el vocero de la NFL, dijo este martes, “Se pide que los jugadores participen y él lo hizo, Seguiremos revisando esta situación”.

Lynch ha hecho una petición a la prensa para hablar con los medios el miércoles y jueves.

En el día de prensa Lynch estuvo parado en el piso de la pista de hielo cubierta, rodeado de unos 100 reporteros. Había ocho podios para los estelares de Seattle y el entrenador Pete Carroll, además de otras nueve zonas separadas de la muchedumbre. Lynch no ocupó ninguna de ellas y sucedió que el jugador pasó el tiempo observando el reloj y al terminar el tiempo para que la prensa hablara con los Seahawks, se retiró del lugar de inmediato.

No cabe duda que Lynch tiene un duro tema con la prensa, habría que preguntar los motivos que hay para rehuir de ella, tal vez solo se trate de un comportamiento antisocial que había que trabajarlo.

Síganme en twitter @azenetfolch

Fuente, El Universal.