Una hermosa exploración del yo conforme el mundo que nos rodea.

La inspiración salió de los cuentos de hadas de los hermanos Grimm, solo que en este caso se trata de personalidades visualmente-Split Set dentro de escenarios incómodos.

“La obra representa una lucha psicológica entre mi Doppelgänger y yo. El proyecto, en sí mismo, es una forma de voyeurismo y los personajes que actúan por este juego de poder entre el ego y el alter ego. La idea del Doppelgänger nos solo emblematiza lo reprimido dentro del otro yo, sino que es el pasado cazando del presente “, explica Hediger.

La fotógrafa decidió colocarse frente a la cámara para crear sus tomas parecidas, creando un encuadre distinto en cada una pero que en conjunto son una conjugación para que el espectador logre ver los componentes de tamaño extraño y exagerado en cada pieza de la cuadrícula.

Sus narrativas son convincentes sobre la imagen corporal, la autoestima y nuestra conciencia frente a nuestros pensamientos inconscientes que nos hace conciencia sobre nuestra propia existencia.

A razón de los fondos, Hediger ha utilizado su apartamento muy a menudo, en el cual crea una panorámica distinta con la ayuda de una poca de pintura fresca o bien, utilizando fondos de escritorio y artículos vintage.

El trabajo de Hediger es arduo y pasa desde 8, hasta tres días haciendo fotografías y después hace la selección para ensamblarlas digitalmente para terminar el proyecto.

Doppelgänger significa, doble caminante en el idioma alemán.

Síganme en twitter @azenetfolch