Un árbol que invita a la meditación y la reflexión.

Ya he hablado respecto a este fabuloso artista el cual crea instalaciones muy interesantes. Guo-Qiang es un artista contemporáneo chino, nacido en 1957 en la ciudad de Quanzhou, provincia de Fujian, China. Formado originalmente en el diseño de escenario, su obra desde entonces ha aparecido en múltiples medios dentro del arte y se ha desarrollado en distintos ámbitos, incluyendo el dibujo, la instalación, el video y el performance. Es ampliamente conocido por sus dibujos con pólvora y sus proyectos de explosión de la firma, como se ve en la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Beijing en el 2008. Actualmente vive y trabaja en Nueva York.

Esta vez Guo-Qiang, continúa ampliando horizontes y sorprendiéndonos con su arte, en una instalación que nombró Eucalyptus. Esta instalación se trata de un árbol de eucalipto de enormes dimensiones. Este cuerpo de árbol se ha colocado la Galería de Arte Moderno de Brisbane en Australia, es un ser que alguna vez tuvo vida, pero hoy en día el gigantesco árbol, conserva su majestuosidad y pasividad que hace reflexionar sobre la relación entre la humanidad y el mundo que nos rodea.

El comisario de la exposición Russel Storer señaló, “las nuevas comisiones se basaron en la impresionante belleza de los paisajes de Queensland y la exquisita inspiración fue tomada de la pintura china histórica y la poesía, para expresar su preocupación por las cuestiones ecológicas y sociales de nuestro tiempo.”

La belleza del descanso de la obra de Guo-Qiang da una pausa para tomar un respiro y pensar en lo que está pasando con el Planeta, y preguntarnos, ¿a dónde ha ido la relación humano, naturaleza hoy en día?

@azenetfolch