Luego del gran estreno de la famosa película del mundo de Marvel, “Viuda Negra” en cines y la plataforma de Disney+, la actriz protagonista, Scarlett Johansson inició acciones legales para interponer una demanda a la famosa compañía dueña de estos títulos y derechos de autor.

La razón de la demanda es que, al momento de firmar el contrato de su participación en esta nueva película se acordó el estreno exclusivamente en cines; nunca se mencionó otro medio de difusión y en caso de quererlo así, crearía una nueva negociación, pues gracias a esto, la actriz podría llegar a perder hasta 50 millones de dólares correspondientes a su participación en la obra audiovisual.

A todo esto, la postura de la compañía es que el lanzamiento simultáneo ha logrado abrir sus posibilidades de obtener ingresos extras a los 20 millones que ya había cobrado. Una de las variantes interesantes en esta noticia fue la acción que tomó Disney al hacer público la cantidad pagada por concepto de contraprestación a la actriz, es decir, ¿por qué haría algo así? Muchos han comentado que su intención era dejar claro que no fue mal pagada, sin embargo, no fue de muy buen gusto puesto que lo único que resolverá esta controversia será la revisión de los términos y condiciones establecidos en el Contrato de la creación de la película.

Aunado a lo anterior, también se tendrán que revisar los derechos que como intérprete le corresponden a Scarlett y todo lo que pudiera favorecerle en este caso, al fin y al cabo, para eso existe la ley.