A pesar de todas las similitudes entre una marca y otra, la solicitante colombiana de la marca “Good Year” asegura que no tiene la mínima intención de comercializar productos similares a los de la marca ya registrada, Goodyear.

Después de presentar la solicitud de la marca mixta “Good Year”, para proteger productos de joyería y bolsos de mano, esto en las clases 14 y 18 de la clasificación internacional Niza, la compañía internacional de llantas, The Goodyear Tire & Rubber Company ingresó la oposición al registro en las dos clases de acuerdo con las causales en los literales a) y h) del artículo 136 de la Decisión 486 de la Comisión de la Comunidad Andina.

La empresa fabricante de neumáticos garantiza que la marca solicitada intenta replicar la conocida marca Goodyear porque no existen elementos lo suficientemente distintivos y únicos como para evitar que los consumidores caigan en el riesgo de confusión.

La empresa también entregó algunas evidencias para acreditar la notoriedad del logo registrado en Colombia, y agregó varios sitios de Internet a través de los cuales verificar el alcance de comercialización de los productos de la marca Goodyear.

“De permitirse la coexistencia de la marca a registrar se generaría un riesgo inevitable de asociación, pues el consumidor podría pensar que los productos identificados con la marca solicitante Good Year son ofrecidos por la marca opositora Goodyear o por una compañía relacionada a esta”,  agregó la empresa en su escrito.

El solicitante, Jesús Eliécer Gómez Marulanda, manifestó que no hay razón para bloquear el registro de la marca porque no existe una relación competitiva entre las empresas, porque Goodyear busca representar neumáticos y accesorios de automóviles, mientras que Goodyear pretende proteger productos completamente distintos, ni siquiera son del mismo sector.

Con respecto a este argumento, la parte solicitante confirmó que la otra parte engañó deliberadamente a la gerencia de SIC (SuperIntendencia de Industria y Comercio) porque no había evidencia de vínculos competitivos existentes. 

Tras la respuesta, la empresa opositora dio una breve respuesta a la respuesta de Jesús Eliécer Gómez Marulanda, aunque ya había finalizado la oportunidad procesal para sustentar los puntos de vista de la oposición, por lo que SIC no los tenga en cuenta en su decisión.

Luego de analizar los elementos presentados, la SuperIntendencia encontró que los símbolos en conflicto son los mismos en los niveles ortográfico y fonético. Esto se debe a que los elementos nominativos se copian exactamente y los espacios o separaciones en las expresiones no son suficientes para distinguirlos. Además, los cambios en los elementos gráficos secundarios carecen del mismo poder único que los distingue entre sí.

Fue gracias a esto que la marca Goodyear ganó la batalla e impidió totalmente el registro de otra marca similar.